Blued: la aplicación gay donde ligan los chinos

BLUED VS GRINDR LA APP CON LA QUE LIGAN LOS CHINOS

Los chinos dominan las app para ligar en el mundo

Corre por la red la historia de uno de esos chinos que se han hecho millonarios gracias a la capacidad de ver en las crisis una oportunidad. Le sucedió al dueño de la aplicación BLUED. Esta aplicación similar a Grindr o Wapo se ha convertido en un fenómeno en China donde es utilizada a diario por más de 30 millones de personas.  Mao Baoli, el propietario de BLUED, es un ciudadano chino que ha pasado del ostracismo sexual a convertirse en una de las caras más populares de la emergente comunidad gay del gigante asiático.

Mao Baoli | Fuente Img.: laopinionla

China no es un país especialmente considerado con los derechos LGBTi. Sólo existe un mantra que tiene cara de billete. El dinero es el motor de la economía pero también es la correa de transmisión de los valores, de las ideas y de las expectativas de los ciudadanos chinos que han dejado apartados asuntos que no dejan dinero, tales como la libertad, o los derechos sociales.

Fuente Img.: buzzghana.com

Cuenta Mao Baoli cómo sobrevivió a una juventud en la que los homosexuales eran sometidos a terapias de aversión con electricidad para re-conducir sus deseos sexuales a ser un empresario de éxito gracias a una página web donde los homosexuales podían expresar sus sentimientos, frustraciones o expectativas sin temor a ser repudiados. Mao sobrevivió a la academia de policía donde ingresó para ayudar a sobrevivir a su familia gracias a un sueldo fijo, a un matrimonio de conveniencia para ocultar sus deseos sexuales y a las terapias de aversión a las que estuvo a punto de ser sometido por propia iniciativa.

Sin embargo el descubrimiento personal de su identidad sexual gracias a las páginas occidentales que visitaba y donde pudo confirmar que ser gay no era un trastorno psiquiátrico le pusieron en la pista de hacerse millonario. Su web alcanzo en pocos meses millones de visitas de otros chinos que a falta de lugares comunes donde reunirse o comunicarse encontraron en internet un salvavidas para aceptarse y reconocerse como personas saludables aun a pesar de ser gays.

Fuente Img.: © Flickr/ kris krüg

BLUED es el resultado de un largo recorrido de aceptación personal, de madurez sexual  y visión empresarial. Mao Baoli no tardó en monetizar el nicho comercial gay de China. Un lugar hasta entonces inexplorado que le ha llevado a situar a su aplicación para ligar,  en una de las más visitadas de China. Ahora compite en igualdad de condiciones con la poderosa GRINDR, que por cierto, como ya os contábamos en GAYER,  fue comprada hace ahora un año, por un grupo de inversión chino.

  , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *