Escándalo: Orgía gay en el Vaticano

Una orgía gay en el Vaticano involucra a 50 sacerdotes y un Obispo

Orgía gay en el Vaticano me recuerda al título de una famosa película porno de la productora BelAmi, pero a veces la ficción es superada por la realidad. Y cuando se trata de relatos inverosímiles la Iglesia católica es un filón.

El último capítulo de la doble moral del clero católico es la denuncia de un escort que ha documentado en un expediente las aventuras sexuales de al menos 50 curas y un obispo en Nápoles. El prostituto se llama Franchesco Mangiacapra, un escort que ha participado directamente en los encuentros sexuales. Francesco ha reunido en un documento de 1.200 páginas, imágenes, pagos con tarjetas de crédito, capturas de pantalla de mensajes de teléfono o pantallazos de Grindr, de cómo se las gastan algunos curas en una orgia gay en privado.

La orgia gay en el Vaticano ha sorprendido a la prensa de todo el planeta

La denuncia ha sido realizada por un escort que ha aportado decenas de documentos para probar sus acusaciones

El escándalo ha saltado a las primeras páginas de los periódicos de medio mundo y pone en evidencia, una vez más, la doble moral católica.

Siempre según la versión de Mangiacapra, los curas denunciados contrataban habitualmente los servicios de profesionales del sexo masculinos. También participaban en orgías y acudían a sitios de ambiente con total impunidad.

Existen fotos escandalosas de las orgías gays

Entre las imágenes aportadas a la denuncia aparecen fotos escandalosas,  como la de un cura capuchino eyaculando ante la cámara web de su ordenador.

Lo más escandaloso es que tras de sí puede verse una imagen de la Virgen de Fátima.

También han sido aportadas pruebas de sacerdotes organizando orgías en las Rectorías de sus parroquias o en sus conventos. El escándalo ha sido desvelado por el portal de noticias italiano Gay News.

Otro escándalo sexual salpicó al Vaticano en 2017

Este es el segundo gran escándalo sexual en el Vaticano en el que ve envuelta la Iglesia después de que en julio del pasado año, la policía irrumpiera en el piso del ex secretario del Cardenal Francesco Coccopalmerio, un alto cargo de la Curia romana.

En el registro la policía detuvo a varias personas que participaban en una orgía gay. Durante las pesquisas los agentes se incautaron de diversas cantidades de diferentes drogas. Es lamentable que la Iglesia Católica sea protagonista de asuntos tan turbios como estos. Pero aun es peor que sea beligerante cuando la noticia signifique reconocer la libertad sexual para algunos sacerdotes cuyo único ‘pecado’ es hacer pública su relación amorosa.

 

  , , , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *