Jugar a la ruleta rusa con el VIH

La moda de la pastilla para dejarse el condón en la cartera

El rumor se extendió hace algunos meses. La ingesta de antiretrovirales en una persona sin VIH evita el contagio aunque practiques sexo indiscriminado sin protección. Vamos por partes. Como todas las noticias que se manipulan de forma interesada existe una parte verídica y otra completamente errónea. El resultado de estar mal informado cuando hablamos de una enfermedad tan grave es que puedas cometer un error que va a afectar directamente a tú estado de salud.

La profilaxis por exposición (PPRE) consiste en un tratamiento hospitalario por el que se administran antiretrovirales a personas que han tenido contacto de riesgo con personas infectadas por VIH. Este tratamiento que está en fase de estudio clínico pretende frenar el contagio en la fase mas temprana. Es decir, en el momento en el que el virus aun no ha comenzado a replicarse en el cuerpo, y por tanto cuando es mas fácil atacar al virus del VIH ya que no ha infectado a otras células. Este tratamiento está siendo un éxito porque evita el contagio, es cierto, pero tiene que estar sometido a un estricto control médico que establecerá el tipo de antiretroviral que más te conviene (hay tantos medicamentos como cepas del virus) y durante cuanto tiempo es necesario administrarlo.

Jugar a la ruleta rusa y la moda de la pastilla

En determinados ambientes se está produciendo un mal uso o si prefieres un uso mal informado de lo que está en juego. No hay constancia científica de que la ingesta sin control médico de antiretrovirales antes de mantener relaciones sexuales sin preservativo evite el contagio del VIH. A pesar de ello se ha detectado la venta ilegal de antiretrovirales. Grave error. Existen numerosas cepas del VIH, unas más agresivas que otras. El virus es mutable y ese es uno de los problemas más importantes a los que se enfrenta la comunidad científica para encontrar una vacuna. Hay virus muy agresivos y otros que permanecen dormidos durante años hasta que despiertan y comienzan a infectar células. Cada persona portadora tiene unas condiciones genéticas distintas que obligan a los laboratorios a individualizar los tratamientos. No hay una pastilla genérica con una eficacia idéntica para todo el mundo.

Comprar en el mercado negro un antiretroviral y dejarte el condón en la cartera es igual que cargar una pistola con una bala y esperar que falles el disparo

La profilaxis por exposición es un nuevo avance en la lucha contra el VIH. Pero sólo funciona si después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección con una persona infectada acudes a un centro hospitalario para someterte a este tratamiento. Por cierto que la ingesta de antiretrovirales tiene efectos secundarios. No es como tomarse un ibuprofeno después de una noche de copas. Es cierto que las investigaciones han reducido drásticamente esos efectos, pero insistimos en el hecho de que son medicamentos muy potentes.

Mas información: infosida.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *