Ada Colau veta a los concejales que se nieguen a casar a parejas del mismo sexo

ADA COLAU DICE NO

Un edil del PP se negó a casar a una pareja de lesbianas

La alcaldesa de Barcelona ha tomado una medida que dibujará una sonrisa en tu cara. Ada Colau ha decidido retirar la facultad de los concejales de la Corporación municipal de oficiar matrimonios civiles si estos se niegan a casar a parejas homosexuales. Así de claro y así de sencillo. Y ahora te preguntarás por qué razón se ha tomado esta medida. La razón es que hay algunos concejales en Barcelona que se niegan a casar a parejas homosexuales alegando objeción de conciencia.

Ahora te preguntarás, ¿qué concejales son esos que alegan motivos éticos o morales para negarse a cumplir con la ley de matrimonio homosexual? No es tan difícil. Son algunos concejales del PP de Barcelona. Concretamente un edil del Ayuntamiento catalán que se negó a casar a una pareja de lesbianas. Y la pregunta es ¿puede un concejal invocar el derecho de objeción de conciencia para incumplir la ley de matrimonio homosexual? La respuesta es NO.

Para convencerte de ello vamos a utilizar un ejemplo. ¿Puede un ciudadano invocar el derecho de objeción de conciencia para no pagar impuestos? La respuesta es obvia.

¿Qué es la objeción de conciencia?

La objeción de conciencia es un derecho constitucional que ampara a aquellos ciudadanos que por motivos éticos desobedecen el cumplimiento de una ley. En España la única ley que desarrolló este precepto fue la exención del cumplimiento del servicio militar obligatorio. A estas alturas no te sonará de nada pero en España hasta bien entrados los años noventa era obligatorio hacer “la mili”.

Los llamados a filas (varones, españoles y mayores de 18 años debían cumplir con la patria). Sólo en ese caso se preveía invocar la objeción de conciencia y entonces se ofrecía la posibilidad de cumplir con una alternativa al servicio militar: el servicio social sustitutorio. Ya sabemos que parece que estamos recordando las batallitas del abuelo, pero si tienes más de 35 años, sabrás de lo que estamos hablando.

La objeción se aplicaba sólo en ese caso. En la actualidad sólo se aplica en algunos supuestos médicos como el aborto y son reconocidos por los tribunales en casos muy excepcionales, porque con las leyes hay que cumplir aunque no gusten. Invocar la conciencia, la ética o la moral para desobedecer las leyes, digamos que es un recurso excepcional y que sólo se puede invocar ante los tribunales. La ley de matrimonio homosexual no contiene ningún precepto que atente contra la libertad moral, ética o religiosa de las personas. Simplemente reconoce el derecho de las personas a disfrutar de los mismos derechos que el resto de ciudadanos. Mismos derechos, mismas obligaciones. 

  , , , , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *