Corey Maison – Cuando la transexualidad infantil es una bendición

Corey Maison - la historia de una niña transgénero que conmueve al mundo

Corey Maison es un icono contra el odio a la diferencia

Corey nació en el cuerpo equivocado. Hoy es una jovencita realmente preciosa, llena de femineidad y con rasgos aun infantiles, a pesar de que acaba de cumplir 15 años. Sin embargo nació con genitales masculinos y su historia es la misma que hemos oído mil veces en las caras y cuerpos de otros niños y niñas que sufren la violencia y el acoso en la escuela. A pesar de ser la misma historia triste y conmovedora de otros chicos y chicas lgtb, con las que puedes sentirte identificado por haber sufrido situaciones de acoso escolar, la suya es de esas historias que terminan bien, y que al final de leerlas, reconfortan.

Como os contábamos Corey fue objeto de bulliyng en el colegio lo que trastocó su continuidad en la escuela y obligó a sus padres a contratar a un profesor para que continuara su formación en el domicilio familiar. Para ella supuso un enorme alivio salir de la escuela y comenzó a profundizar en la aceptación de sí misma y de los cambios que estaban por llegar. La inocencia es de cristal y puede quebrarse por muchos motivos. Corey la perdió siendo una niña. Los insultos, las vejaciones, las amenazas de un mundo hostil que la atosigaban, no pudieron sin embargo con su verdadera naturaleza.

Corey comenzó a hormonarse a la edad de 13 años. En el siguiente vídeo puedes ver la reacción de la niña después de recibir un regalo muy especial por parte su madre: la autorización y la primera caja de hormonas para comenzar su tratamiento:

Es un momento emotivo de verdad. Un vídeo lleno de fuerza. 

La historia de Corey era ya conocida en internet y seguramente ese sentimiento que hoy compartimos con vosotros haya servido de estímulo a cientos de personas de todo el mundo para no sucumbir ante la intolerancia y la violencia en las aulas o fuera de ellas. También ha servido para poner blanco sobre negro una de las leyes que mayor controversia han despertado en Estados Unidos en los últimos tiempos. 

Se llama Ley HB2, pero se la conoce por la Ley anti-trans de los baños públicos. Su contenido es odioso e impropio de un país que en teoría es abanderado de las libertades. La ley ha sido promocionada por el gobernador republicano de Carolina del Norte y obliga a que los transexuales utilicen los baños públicos en función de los genitales con los que nacieron. Una barbaridad que desprecia y humilla a niños como Corey Maison. No es la primera vez que Corey abandera la lucha contra el odio y la discriminación. 

The Bully Project (www.thebullyproject.com) ya había contado con ella para luchar contra el acoso escolar. 

En el siguiente vídeo puedes ver la campaña que protagonizó contando su historia personal.

Ahora Corey se ha convertido en un icono gracias a la publicación de un fotografía en Facebook. La fotógrafa Meg Bitton publicó un post que se ha convertido en viral en el que se puede leer:  

“¿Si ella fuera tu hija, te sentirías cómodo mandándola al baño de los hombres? Yo tampoco”

Estamos seguros que no será la última vez que escuchemos hablar de Corey Maison. Su historia debería hacernos reflexionar sobre el mundo que estamos creando. Muchas veces nos felicitamos por las leyes que avanzan en derechos sociales y olvidamos que la verdadera conquista por la igualdad y la solidaridad está en los colegios.

 

  , , , , , , , , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *