Novio tóxico gay: borra y resetea

Cómo dejar un novio tóxico

Termina con tu novio tóxico sin dramas y con la autoestima por los cielos

1 – ¿Estas completamente seguro?

Un novio tóxico gay es como el glutamato. Esa sustancia que se utiliza como aditivo en algunos alimentos pero que no aporta nada, al revés, solo es un engaño para que la comida sepa mejor. Parece una pregunta obvia. Sin embargo a veces confundimos el deseo de cambiar las circunstancias que no nos gustan de la relación, con ponerle fin, sin meditar el paso que vamos a dar. Nuestro consejo es que estés completamente seguro. Analiza las partes de la relación que te satisfacen con aquellas que no soportas. Echa mano de la aritmética. Haz una lista y enumera los agravios y las ventajas. Si no estás seguro es mejor que no des un paso del que quizá luego no haya vuelta atrás.

Seguir leyendo »