Novio tóxico gay: borra y resetea

Cómo dejar un novio tóxico

Termina con tu novio tóxico sin dramas y con la autoestima por los cielos

1 – ¿Estas completamente seguro?

Un novio tóxico gay es como el glutamato. Esa sustancia que se utiliza como aditivo en algunos alimentos pero que no aporta nada, al revés, solo es un engaño para que la comida sepa mejor. Parece una pregunta obvia. Sin embargo a veces confundimos el deseo de cambiar las circunstancias que no nos gustan de la relación, con ponerle fin, sin meditar el paso que vamos a dar. Nuestro consejo es que estés completamente seguro. Analiza las partes de la relación que te satisfacen con aquellas que no soportas. Echa mano de la aritmética. Haz una lista y enumera los agravios y las ventajas. Si no estás seguro es mejor que no des un paso del que quizá luego no haya vuelta atrás.

Un novio tóxico gay es un lastre

2 – Evita que otras personas le comuniquen tus intenciones

Muchas veces tus amigos, tus familiares o cualquiera que esté dispuesto a escucharte, conozca tu intención de romper la relación antes que tu propia pareja. Es la peor de las opciones que puedes elegir. Debes ser honesto. Si has tomado la decisión debes mirarle a los ojos y comunicarle que el final ha llegado. A pesar de que muchas relaciones terminan de forma dramática es mejor para tu estabilidad en el futuro y para no quedar como un egoísta que te sinceres cara a cara.

Say good bye a tu novio tóxico gay

3 – Elige el mejor momento para dejarle

A pesar de que seguramente crees que él conoce tus intenciones también debes valorar la posibilidad de que sea una sorpresa. Por supuesto evita la tentación de provocar una discusión o durante un momento de intimidad. Su reacción será inversamente proporcional a la que en el fondo deseas, es decir, terminar como amigos y no tener que pasar por el infierno de la última GRAN pelea. ¿Cual es el mejor momento? Un momento neutro en el que te sientas con la suficiente seguridad para no montar un drama de telenovela venezolana. ¡Coge a tu novio tóxico gay y mándalo a casa!

4 – Evita los clichés con un novio tóxico gay

No hay nada que enerve más a una persona que explicarle con frases como “no eres tu, soy yo”, o “no es el momento adecuado para nosotros” o “creo que puedes encontrar a alguien mejor que yo”. Se honesto. Explícale sin caer en el fango que la relación no da más de sí, que te sientes atrapado y no ves salida. Pero evita por todos los medios ponerte a su nivel, porque debes entender que su reacción puede pasar de la comprensión a la ira desenfrenada en unos minutos. Es normal y debes comprender que es doloroso encajar una pérdida. En realidad en ese momento comienza el periodo del duelo, en el que, tanto tú como él pasaréis por una fase de pérdida de la que solo os podréis recuperar con el paso del tiempo.Es un proceso por el que debe pasar las parejas gays.

Un novio tóxico gay no merece la pena

5 – El duelo en las parejas gays

El duelo ha comenzado y debes de poner límites a la sucesión de acontecimientos que se van a poner en marcha desde el momento en que vuestra ruptura se haga oficial. Vivimos en la era de las redes sociales así que deberás decidir sobre las ventajas de hacer público en Facebook o en tu estatus de Whatsapp que estas soltero. ¡Adios novio tóxico gay!

Controla también los comentarios, consejos, ayuda que te prestan tus/sus amigos. Muchos pueden ser bienintencionados y otros no tanto. Nuestro consejo es que cortes de raiz a quienes critiquen a tu (ex). Todas las personas a las que hemos conocido y que han pasado por una ruptura recomiendan también no mantener relación con tu ex pareja en las siguientes semanas de la ruptura. Son unos días para pensar en ti. Como dice la magnífica escritora Elvira Sastre:

Novio tóxico no!

“Día doce sin ti: he conocido a alguien, soy yo. Voy a darme una oportunidad”. (Elvira Sastre)

novio tóxico no

Una gran verdad ¿o no? Suerte y siempre nos tienes a nosotros para desahogarte.

Y un último consejo, no te conviertas en un coleccionista de novios. ¿Has oído hablar del yanoismo?

  , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *