El homófobo de Mataró a un paso de la cárcel

El homófobo de Mataró a un paso de la cárcel

Clamor popular para que los jueces tomen medidas cautelares contra el homófobo de Mataró

Amenazar con un arma al colectivo gay y anunciar una masacre parecen argumentos más que razonables para tomar medidas cautelares. Pero hasta ahora José Miguel Camargo, el homófobo de Mataró, no ha tenido responder por ninguna de las cuestiones. El futuro procesal de este individuo podría cambiar en las próximas horas.

El pleno del Ayuntamiento de Mataró en Barcelona, la fiscalía contra los delitos de odio catalana y numerosas asociaciones LGBTi han solicitado la protección de los jueces para mandar a Camargo a la cárcel, el único lugar en el que puede estar controlado.

Camargo amenazó la pasada semana, a través de varias redes sociales,  con perpetrar una masacre como la sucedida en Orlando (Estados Unidos) en la que un hombre asesinó el pasado 12 de junio a 48 personas en una discoteca. Tras las amenazas en las que profería amenazas y animaba a disparar a homosexuales fue detenido por la policía. Sin embargo pocas horas después era puesto en libertad tras prestar declaración en una comisaría de los Mossos D’Escuadra.

El detenido había identificado incluso el lugar donde iba a perpetrar la masacre (el Circuit de Barcelona) y disponía de un arma que había exhibido ante la cámara de su ordenador y compartido en YouTube, aunque posteriormente se ha comprobado que era de fogueo.

Tras su puesta en libertad, Camargo continuó con sus amenazas en Youtube subiendo un nuevo vídeo intimidatorio a las pocas horas de abandonar las dependencias policiales. En la actualidad se encuentra en libertad con cargos. Nadie se explica como no se han adoptado medidas para evitar que este individuo cumpla con sus amenazas.

Tanto es así que el pleno del Ayuntamiento del que es vecino (Mataró) ha aprobado una declaración institucional en la que se solicita que su vecino más odiado ingrese en prisión. El Ayuntamiento está estudiando presentarse como acusación particular. La voz mas autorizada a este respecto ha sido la del Fiscal de Delitos de Odio de Barcelona, Miguel Angel Aguilar, quien ha solicitado a los juzgados de Mataró a que se cite urgentemente a Camargo para prestar declaración en sede judicial. Así mismo la fiscalía ha solicitado que se celebre la vista para acordar medidas cautelares contra esta persona. Además ha solicitado a la policía informes para cerrar los perfiles sociales desde los que Miguel Angel Camargo realiza sus amenazas.

El homófobo podría podría enfrentarse a una pena de uno a cuatro años de prisión por un delito de odio, además de una multa de 601 a 30.000 euros por infracción a la ley de seguridad ciudadana al exhibir un arma de forma intimidatoria en las redes sociales.

  , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *