El alcalde de Alcorcón reprobado por homofobia

Alcalde de Alcorcón

David Pérez (PP) recibe la condena del Pleno del Ayuntamiento por su desprecio al colectivo LGTBi

Liberal y pro-vida. Así se define en su cuenta de Twitter el alcalde de Alcorcón, David Pérez, que ha conseguido ponerse frente a frente con el colectivo gay de Madrid. El ‘liberalismo’ del que presume le ha costado que el pleno del Ayuntamiento haya aprobado con los votos de todos los Partidos menos el PP, una moción en la que se reprueba su gestión en asuntos que afectan a los derechos de gays y lesbianas. Entre ellos la negativa a cumplir con varias mociones presentadas por el Pleno en la que se le instaba a aprobar medidas para frenar la lgtb-fobia o colgar la bandera gay en la fachada del Ayuntamiento de la localidad.

Pérez ha negado ser homófobo. Sin embargo tampoco parece que sus decisiones políticas sean precisamente gay-friendly. Ademas de negarse a acatar las mociones del pleno municipal, el alcalde, que es diputado autonómico en la Asamblea de Madrid, fue uno de los dos representantes del PP que se ausentaron en la votación de la Ley contra la LGTBfobia aprobada el 14 de julio por la asamblea madrileña.

Para Pérez la decisión de reprobar su actitud es fruto de maniobras políticas que según afirma “nada tienen que con mi compromiso probado de igualdad y derechos humanos”. La oposición municipal en bloque y asociaciones como ARCOPOLI han manifestado su perplejidad por la reacción del alcalde que se ha indignado con quienes le califican como homófobo. Sin embargo lo cierto es que lejos de cumplir con las mociones del Ayuntamiento o mostrar algún gesto de cercanía con el colectivo, Pérez ha anunciado medidas legales. El alcalde de Alcorcón denunciará a ARCOPOLI por llamarle homófobo. Desde la asociación anuncian la sorpresa por esta maniobra que califican de “intento de coacción a una ONG”.

Muchos ven en la reacción de Pérez un intento de lavar su imagen después de la repercusión mediática que ha tenido la reprobación del Pleno. Numerosos medios de comunicación se han hecho eco de la noticia. La mayor parte de los titulares de estos medios, como La Vanguardia, llevan en su titular la palabra maldita que tanto ha molestado al alcalde: homofobia.

  , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *