House of Air, el vídeo del escándalo

LA GENERACIÓN SIN GRINDR

‘House of Air’ recopila la estética, los códigos y los mensajes ocultos de la generación sin Grindr

House of Air es una mirada al pasado. La generación sin Grindr se resiste a dejar los cuartos oscuros. Aun hoy, a pesar de la proliferación de apps para ligar, el colectivo gay de mayores de 50 años vive su sexualidad con plenitud, pero se resiste a formar parte de una comunidad permanentemente conectada a las redes sociales. “Echamos de menos los locales donde conocías a un tío, se cruzaban las miradas y el morbo de la situación era suficiente aliciente como para arriesgarse a que te rompieran la cara”, afirma Francisco J, un cliente de un bar de ambiente madrileño que presume de poseer el cuarto oscuro más grande de Europa. La clientela de estos locales, que irrumpieron en España a mediados de los años ochenta y que ahora rondan los sesenta y setenta años, es nostálgica. “Ha desaparecido la comunicación entre las personas, la complicidad” afirma Francisco J. “Ahora todo se resume en un aquí te pillo aquí te mato y si no te vuelvo a ver el pelo mejor, no hay compromiso”.

Fabio McNamara y Pedro Almodovar | Fuente Img.: rtve.es

Este post va dirigido a todos aquellos nostálgicos que vivieron una época remota -pero no tanto- donde los homosexuales ligaban sin aplicaciones para móvil. Son los gays de una generación (la de tus padres) que vivieron en la clandestinidad y que tuvieron la imaginación suficiente como para idear un lenguaje secreto. Son los gays de los setenta y ochenta, los que llenaban los cuartos oscuros y los que vivían su sexualidad con una mezcla de morbo y miedo a ser repudiados, golpeados o incluso encarcelados, según las circunstancias. Son los gays que vivieron al margen de la ley.

No hay que remontarse a la antigua Roma, ni tan siquiera a la invención de la televisión. Fue hace un cuarto de hora en términos históricos, cuando el colectivo gay tuvo que enfrentarse a la dolorosa realidad de vivir su sexualidad al margen de las leyes. En España los homosexuales eran condenados a prisión, torturados y sometidos a las peores vejaciones. En el mejor de los casos eran tratados como enfermos mentales y recluidos en instituciones mentales para ser sometidos a terapias de conversión, un eufemismo de tortura que utilizaba (y utiliza) la electricidad para reprimir el instinto sexual. Las terapias de conversión son utilizadas hoy en día por algunos países (incluida España) a pesar de que la OMS se pronunció hace décadas sobre la homosexualidad, excluyendo ésta orientación sexual de la lista de enfermedades mentales.

Imagen de la primera manifestación del orgullo Gay que hubo en España. Cataluña.

En la actualidad muchas personas se preguntan, quizá con buena intención, por qué hay un día del orgullo gay. La respuesta es obvia para los que se hacen ésta pregunta sin acritud. Existe un orgullo gay porque hubo un tiempo, demasiado cercano, en el que los homosexuales estaban proscritos, como los peores delincuentes y al mismo nivel que los pederastas o los agresores sexuales. El orgullo gay significa no agachar la cabeza, ni esconderse, ni avergonzarse. También significa defender la libertad, la igualdad y la pluralidad.

Como cualquier movimiento cultural o social, los gays de la generación sin Grindr, idearon sus propios códigos. Hoy ese lenguaje en desuso forma parte de la cultura del colectivo homosexual. En 1977, Hal Fischer, publicó “GAY SEMIOTICS“, una recopilación de toda la simbología utilizada para identificar las preferencias sexuales de los gays, gracias a pañuelos colocados estratégicamente en los bolsillos de los vaqueros, o los aros en los lóbulos de las orejas, entre otros muchos.

Fuente Img.: wikimedia

En homenaje a Hal Fischer acaba de lanzarse en Youtube un vídeo sin censura en el que se recopila la estética y la sexualidad de aquel tiempo irreconocible hoy pero que forma parte de la historia del colectivo homosexual. Su autor es Brendan Maclean, un cantante, compositor y actor australiano que no ha tenido reparo en desnudar las prácticas sexuales, los fetiches y códigos de la generación de los cuartos oscuros.

El video se llama ‘HOUSE OF AIR’ y le acompaña una buena banda sonora compuesta por el propio Maclean, que puedes escuchar gratuitamente en el enlace que te proporcionamos a continuación. El vídeo aun no ha sido baneado por Youtube, aunque puede encontrarse en otras plataformas como Vimeo.

Enlace a VIMEO: https://vimeo.com/200672866

BRENDAN MACLEAN // House of Air (NSFW) from Brian and Karl on Vimeo.

  , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *