Drag Sethlas no ofendió a los católicos

Drag Sethlas no ofendió a los católicos

Drag Sethlas ha sido denunciada por una asociación ultracatólica vinculada a “Hazte Oir”

El ganador de la vigésima gala Drag del Carnaval de Gran Canaria, Drah Sethlas (Borja Casillas) va a ser investigado por la Fiscalía por un presunto delito contra los sentimientos religiosos. Casillas ha sido denunciado por la Asociación de Abogados Cristianos. En la denuncia se invoca la ofensa que para este colectivo supuso la actuación de Drag Sethlas en la gala del Parque Catalina celebrado en la capital canaria el pasado 27 de febrero. Como recordarás Sethlas convenció al jurado y al público de la gala con una performance en la que aparecía disfrazado como una virgen y posteriormente crucificado.

Actuación de Drag Sethlas, ganador de la Gala Drag Queen de LPGC 2017 en su retrasmisión en La2 de RTVE

Los denunciantes creen que Casillas ha vulnerado el artículo 525 del Código penal que castiga las ofensas al sentimiento religioso. Al frente de la denuncia está Polonia Castellanos, una activista de ultraderecha que algunos medios sitúan en el entorno de la sociedad secreta ‘El Yunque’. Esta sociedad de ultraderecha católica está vinculada también a “Hazte Oir”. La Asociación de Abogados Cristianos ha estado al frente de otras denuncias contra colectivos en los últimos tiempos. Entre las más conocidas están las denuncias interpuestas contra la Confederación General del Trabajo (CGT) por la procesión “del santísimo coño insumiso”, archivada por un Juzgado de Sevilla; contra la procesión del santo chumino rebelde, en Málaga o  contra el colectivo Femen por “la profanación de la Almudena”.

Procesión “del santísimo coño insumiso”

Procesión “del santísimo coño insumiso”

La realidad es que la denuncia contra Drag Sethlas no va a ninguna parte. Los precedentes que los juzgados españoles han valorado establecen que debe: “producirse el ánimo de ofender lo sentimientos religiosos”.

Actuación de Drag Sethlas, ganador de la Gala Drag Queen de LPGC 2017 en su retrasmisión en La2 de RTVE

Y no parece que un espectáculo de carnaval, pretenda ofender a una religión, por mucho que los abogados católicos quieran retorcer el Código penal para adaptarlo a sus intereses. El Carnaval Drag es la expresión artística de un colectivo que no pretende en ningún caso ofender a la religión. Puede valorarse su buen gusto, oportunidad,  o calidad pero nada más. Intentar invocar los sentimientos religiosos presuntamente vulnerados, suena a intento de limitar la libertad de expresión. Por eso Drag Sethlas puede estar tranquilo. ¿O no? En los próximos días conoceremos si la Fiscalía sigue adelante con la denuncia o decide archivar el caso.

Puedes ver la gala completa aquí:

  , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *