España avanza hacia la Ley Trans

La Ley Trans reconoce la autodeterminación de género 

El Consejo de Ministros ha aprobado el proyecto de ley sobre derechos LGBTI, conocida popularmente como Ley Trans, que buscará la aprobación parlamentaria para permitir que los transexuales mayores de 16 años puedan cambiar libremente de género y de nombre sin que intervengan médicos o testigos en el proceso.

La propuesta aún podría cambiar durante un largo debate parlamentario del proyecto legal. Pero si su esencia se impone, España se uniría a un puñado de países de todo el mundo que consagran la autodeterminación de género sin necesidad de un diagnóstico de disforia de género ni de exigir que la apariencia física de una persona se ajuste a las expresiones masculinas o femeninas tradicionales.

Placa conmemorativa, «En memoria de todas las personas TRANS que sufrieron la violencia y la discriminación» Ayuntamiento de Madrid, 2019

Reducción de los plazos legales a 4 meses

También haría que los cambios en el registro oficial fueran más rápidos que en la mayoría de los países: hasta cuatro meses desde la primera solicitud hasta que el cambio aparezca finalmente en los documentos oficiales. El proceso sería fácilmente reversible durante medio año, pero después habría que acudir a los tribunales.

La propuesta legal ha sido controvertida desde el principio, enfrentando a los activistas de los derechos de los transexuales y a algunas feministas que creen que la ley difumina el concepto de sexo biológico.

También ha abierto una batalla interna dentro de la coalición gobernante de izquierdas, ya que los socialistas se opusieron inicialmente a la autodeterminación, en línea con las activistas feministas históricas, mientras Unidos Podemos, ha decidido apoyar las reivindicaciones del colectivo trans sin fisuras.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cree que el proyecto de ley ponía a España «a la vanguardia internacional» en derechos de las comunidades de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales.

Prohibición de las terapias de conversión

La ley también prohíbe las llamadas terapias de conversión para suprimir la orientación sexual o la identidad de género, establece multas y castigos para las agresiones a las personas LGBTI y anula una prohibición que impedía a las parejas de lesbianas registrar a sus hijos con el nombre de ambos padres.

 

España y la UE frente a los homófobos de Hungria y Polonia

La decisión del gobierno español se produce en medio de profundas divisiones en la Unión Europea sobre este tema, y con una reacción contra los derechos de las personas LGBTI que se está produciendo en Hungría y Polonia, dos países dirigidos por gobiernos populistas no liberales que han utilizado el tema en un aparente intento de energizar a sus votantes conservadores.

Según el proyecto español, todos los nacionales mayores de 16 años podrán cambiar su género y su nombre con sólo manifestar dos veces su deseo de hacerlo. Antes, los solicitantes necesitaban un diagnóstico de varios médicos de disforia de género, que es la condición psicológica de sentir un desajuste entre el sexo biológico y la identidad de género.

En algunos casos, también necesitaban pruebas de que habían vivido durante dos años como el género con el que se identificaban, o incluso registros que demostraran que habían tomado hormonas.

Los adolescentes de entre 14 y 16 años también pueden solicitarlo con el permiso de sus padres o acudiendo a un juez si hay desacuerdo entre ellos. En el caso de los que tienen entre 12 y 14 años, interviene un tribunal, y los menores de 12 años sólo pueden registrar un nuevo nombre, pero no cambiar de género.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *