Vacuna VIH en Barcelona

VACUNA VIH EN BARCELONA
 
Scruff - los chicos que te gustan están aquí
 

La vacuna consigue frenar el virus en un grupo de 5 personas

Cinco pacientes de Barcelona sometidos a una terapia experimental contra el VIH  han respondido con éxito al tratamiento. La vacuna no erradica el VIH del cuerpo pero impide la propagación por el organismo. Las consecuencias de este descubrimiento son alentadoras. La más importante es que los portadores van a poder prescindir de los fármacos que deben tomar cada día para mantener el virus a raya. Un paciente de VIH toma, como mínimo, una pastilla diaria para impedir que el virus se replique y cause daños irreparables en el sistema inmunitario. Los avances científicos en este campo habían conseguido hasta ahora obligar al virus a permanecer “escondido” y evitar la propagación a otras células, pero a cambio los pacientes deben medicarse de por vida. La cronificación de la enfermedad es el mayor avance contra el VIH desde que se descubrió en los años ochenta del pasado siglo.

Ahora las expectativas cambian y se abren nuevas vías para descubrir cuales son los mecanismo con los que el virus consigue ser inmune a una vacuna que termine definitivamente con él. Los cinco pacientes sometidos a esta nueva terapia experimental han abandonado la medicación anti retroviral. En uno de los casos ha estado sin tratamiento durante más de seis meses. Los otros lo han estado entre cinco y veinte semanas. Los cinco pacientes habían venido tomando mediación durante los últimos tres años.

Otros ocho pacientes sometidos a la misma terapia no han respondido de la misma forma a la vacuna terapéutica. Los científicos no han sabido responder por qué la vacuna ha funcionado en unos pacientes sí y en otros no, ya que en el caso de estas personas el virus comenzó a replicarse una vez que se abandonó la medicación diaria.

Beatriz Mothe, investigadora del instituto IrsiCaixa y codirectora del estudio, ha señalado que se trata de “la primera vez que se demuestra que puede controlarse el virus con una vacuna terapéutica“.

Romidepsin

Sin embargo queda mucho camino por recorrer. La clave está en determinar cómo engañar al virus para que salga de su escondite y pueda ser eliminado de forma definitiva. Los pacientes que toman medicación anti retroviral y cuyos análisis ponen de manifiesto que la cantidad de virus en su torrente sanguíneo es indetectable, mantienen un porcentaje de virus escondido en su organismo. Son los llamados reservorios donde el virus permanece adormecido pero latente. Algunos experimentos tratan ahora de combinar la vacuna terapéutica con un fármaco llamado romidepsina que se utiliza en la lucha contra el cáncer y que obliga al virus latente a salir de su escondite. Esa terapia combinada es una de las vías de investigación que mayores expectativas ha conseguido y en la que trabajan decenas de grupos de investigación de todo el mundo.

 
Scruff - los chicos que te gustan están aquí
    , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *