Bendecir a parejas del mismo sexo

bendecir a parejas del mismo sexo

Encrucijada católica ¿Es pecado bendecir a parejas del mismo sexo?

Las iglesias católicas de Alemania han decidido bendecir a las parejas del mismo sexo, a pesar de una orden del Vaticano que les prohíbe hacerlo. La Iglesia de San Benito de Múnich y otras tres iglesias de Würzburg ofrecieron el domingo (9 de mayo) bendiciones a parejas del mismo sexo, contraviniendo directamente la política ampliamente condenada del Vaticano.

 

El servicio en Múnich fue organizado por María 2.0, un movimiento católico que pretende concienciar sobre el sexismo y la mala gestión de los abusos sexuales en la Iglesia. Y desde este movimiento transversal y con carácter universal comienza la lucha contra la negativa a bendecir a parejas del mismo sexo.

 

Renate Spannig, portavoz de Maria 2.0, declaró a DW que “no fue tan fácil” encontrar una iglesia que les permitiera ofrecer bendiciones a las parejas LGBT+.

 

Bernd Mönkebüscher

 

Maria 2.0 insta a otras iglesias de Alemania a desafiar la prohibición del Vaticano de bendecir a las parejas del mismo sexo celebrando ceremonias similares en las próximas semanas.

 

Según la Agencia Católica de Noticias de Alemania, sólo en la primera mitad del mes de mayo ya se han organizado más de 100 servicios de bendición para parejas del mismo sexo, y se espera que las iglesias de Fráncfort, Colonia, Aquisgrán y Berlín acojan ceremonias para parejas queer.

 

El párroco Bernd Mönkebüscher, de la archidiócesis de Paderborn, que también participó en la organización del movimiento, declaró a Deutschlandfunk que sigue sin estar convencido de la insistencia del Vaticano en que el clero no debe bendecir a las parejas del mismo sexo.

 

“Cuando la gente pide una bendición por su amor y su relación de pareja, ¿quién soy yo para aparecer como iglesia y decir… que eso es [un] pecado?”, dijo.

 

Luis Francisco Ladaria Ferrer

Crisis por la negativa a bendecir a parejas del mismo sexo

 

Hubo una gran decepción entre los católicos LGBT+ cuando la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) del Vaticano publicó en marzo una nota explicativa que prohibía a los sacerdotes bendecir las uniones del mismo sexo. La Congregación, heredera de la Inquisición, es dirigida por Luis Francisco Ladaria Ferrer, un cardenal jesuita español. 

 

Desde el 1 de julio de 2017 es prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Ladaria es mayorquín y uno de los teólogos más reconocidos del mundo. Es también el primer español que ocupa un cargo de importancia en el Vaticano desde hace varias décadas. 

 

En la nota, los funcionarios del Vaticano insistieron en que Dios ama a todos sus hijos, pero continuaron diciendo: “Él no bendice ni puede bendecir el pecado”.

 

Johan Bonny, obispo de Amberes, dijo a The Tablet en abril que 700 personas, en su mayoría jóvenes, han abandonado formalmente la Iglesia desde que el Vaticano emitió su declaración en marzo, mientras que 2.000 han cancelado sus registros de bautismo en el bastión católico del país.

 

Mientras tanto, el Instituto Wijngaards para la Investigación Católica publicó la semana pasada un estudio de 80 páginas en el que se concluye que los pasajes bíblicos que condenan la homosexualidad han sido ampliamente mal interpretados y traducidos.

 

El estudio sugería que los pasajes del Levítico citados a menudo como las condenas más severas de la homosexualidad en realidad sólo prohibían el incesto y el adulterio entre hombres.

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *